CON AMOR, ROSS

CON AMOR, ROSS

¡Hola, Chicxs! Continuamos con nuestra RONDA DE ENTREVISTAS A REFERENTES LGBTI. Hoy Marla entrevista a Ross (26, Badajoz), una joven adicta a la cocina a la que intentaron convencer para que le gustaran los hombres, sin saber que ella era más de Xena, la princesa guerrera. Como cocinera que es, entendió que la tortilla no solo estaba buena, sino que además podía ser parte de su identidad.

¿A qué edad te diste cuenta de que eras lesbiana?
Podría contestarte que hace dos años, cuando tenía 24… pero realmente a esa edad fue cuando lo acepté, pero creo que empecé a darme cuenta inicio de mi adolescencia. Lo que pasa es no quería pensar en ello y estuve todos esos años reprimiéndome.

Una de las etapas más conflictivas para una persona del colectivo es la adolescencia. ¿Qué crees que la diferencia de la adolescencia de las personas cis/heterosexuales?
Hay un término que explica muy bien esto, que es la “Adolescencia tardía”. En esos años (10/18 años) las personas experimentan una serie de emociones y vivencias, comienzan a desarrollar su sexualidad en muchos casos… nosotres, debido a la negación de nuestra orientación e identidad, no lo vivimos cuando “realmente toca” y lo retrasamos hasta años después cuando comenzamos a aceptarnos. Nos hartamos de escuchar a las personas cisheterosexuales hablar de su primer amor de verano, el primer beso… nosotres callamos, no solo no vivimos eso, sino que además lo escondemos por miedo al rechazo. Como consecuencia de todo esto nos vemos en los 20 años, con ansiedad a la hora de relacionarnos con el resto de manera abierta y con la sensación de que nos han robado años de vida.

De puertas para afuera, ser lesbiana, como es tu caso, es un riesgo de acoso de cara a los desconocidos, pero, ¿tu círculo social era consciente de tu orientación? Si así era, ¿cómo trataban el asunto?
Mis amigues sí eran conscientes, incluso algunes ya se esperaban la noticia desde hace tiempo…al final intentas rodearte de personas que te entiendan y poder crear un espacio seguro, la mayoría de elles también eran del colectivo…pero mi familia lo llevó un poco peor, no entendían por qué decía que era lesbiana si había salido con un chico con anterioridad. Finalmente terminaron entendiéndolo, incluso a día
de hoy lo llevan súper bien, pero sigo escuchando comentarios tipo “no lo prediques a los cuatro vientos” o incluso en el ámbito familiar hay personas que preguntan a todo el mundo por sus parejas menos a mí, porque saben que salgo con una chica y eso les incomoda.

¿Cómo afectó a tu vida sentimental el sentir que se te imponía ser hetero?
He acumulado una serie de experiencias muy malas y abusivas por culpa de obligarme a estar con chicos, además era un círculo del que no salía…no me gustaban, no me sentía cómoda en esos escenarios, pero como era lo válido, lo que estaba bien y lo de debía ser… continuaba obligándome. Aquellos hombres no tenían nada de malo, el problema de que no disfrutase de ello era mío porque era una persona “rara” y me martirizaba.

¿Te costó sentirte cómoda a la hora de ligar o estrechar lazos sentimentales con otra chica?
Teniendo en cuenta que soy bastante tímida e introvertida… sí, pero el mayor problema fue que no tenía ni idea de cómo hacerlo, no tenemos referentes y los que hay son hombres o mujeres sáficas que reproducen los mismos comportamientos y roles que ellos, no quería hacer sentir incómoda a ninguna chica y por miedo me costaba hasta decir “hola”.

Sin mencionar nombres, ¿has conocido a otras chicas que pasaran por el mismo proceso que tú?
Si, lo mismo que hay un término para la adolescencia, hay otro llamado “heterosexualidad obligatoria” con el cual nos meten por la boca que nos tienen que gustar los hombres por narices y eso nos expone tanto a sufrir abusos como a hacernos daño a nosotras mismas.

¿Crees que Badajoz, tu ciudad de origen, es sensible a los problemas del colectivo?
Ha habido un cambio enorme de aquí a unos años, existe la fiesta de “Los Palomos”, el FanCineGay… Y cada día las asociaciones de personas LGBTI toman más importancia y ayudan a la visibilidad. sin embargo, aún sigo teniendo la sensación de que a grandes rasgos se nos sigue invisibilizando, sobre todo a las chicas lesbianas, bisexuales y a las personas trans.
Seguimos atrasados en muchas cosas, la sensación de sentirte incómode cuando vas por la calle con tu pareja o expresándote libremente sigue estando ahí, la gente del colectivo está muy concienciada pero aún falta llegar al resto de la sociedad. No es normal que en plena fiesta del orgullo vayan a beber y a acosarnos, por ejemplo.

¿Qué crees que necesita el tejido asociativo de Badajoz para que las lesbianas y otras personas del colectivo os sintáis visibles y protegidas?
Creo que sobre todo se necesita mucha, muchísima educación, comenzando por los más pequeños, charlas en instituto, etc.

El Feminismo es una parte esencial del activismo LGBTQIA+. ¿Hay algo que quieras mencionar al respecto de cómo interactúa un colectivo con el otro?
Hace falta empatía y por una parte del feminismo concretamente, no puede ser que te consideres feminista y excluyas de esa lucha a las mujeres trans que tanto sufren, el feminismo debe ser transincluyente y dejar de reducir una persona a sus genitales porque eso además es misógino.

Hay un término dentro del colectivo lésbico que puede que no mucha gente conozca. ¿Qué es una golden lesbian y qué opinión te merece el concepto?
Golden lesbian se utiliza para denominar a una chica lesbiana que nunca ha estado con un hombre… He visto a chicas lesbianas usarlo como etiqueta y así darle más valor a una persona. Si no has estado con un chico nunca, entonces es que eres una lesbiana de verdad y eso te hace mejor, más deseable. Creo que es irrespetuoso, tanto para las chicas lesbianas a las que les ha afectado la heterosexualidad obligatoria como para las chicas bi, incluso para muchas personas trans.

¿Ha afectado tu orientación o la percepción que la gente tiene de ella a tu entorno laboral?
La verdad es que no, pero te voy a ser sincera, básicamente es porque no lo he dicho, por protegerme. La gente debe entender que para una persona del colectivo hay varias “salidas del armario”: sales con tus amigos, con tu familia, en el trabajo…cada vez que nos juntamos con una persona o un grupo de gente nuevos se nos pone en ese mismo dilema e incluso sopesando si sería seguro o no expresarlo.

¿Cuáles son tus referentes lesbianas y qué tienen de especial para ti?
Es una cosa curiosa, pero al no tener referentes al final te agarras a cualquier cosa con la que te sientas súper identificade aunque esa persona no sea de tu misma orientación o identidad. En más de una ocasión, cuando era pequeña, daba suspiros con la señora deportista de las Spice Girls, verla ahí pegando patadas voladoras me dejaba embobada, me asaltaba la típica frase de “¿quiero ser como ella o es que me gusta y me encantaría que una de esas patadas voladoras me diera en la cara?” Me pasaba con muchas señoras que no eran lesbianas pero, oye, yo igualmente estaba living con la actriz que interpretaba a Xena, la princesa guerrera, la de la agente Scully, la rockera Joan Jett…

Si volvieras, pongamos, a tus 16 años, ¿crees que harías algo distinto? ¿Qué le dirías a esa Ross adolescente?
Esto es algo en lo que pienso mucho, si hubiera sabido antes que me gustaban las chicas me habría ahorrado todos esos encuentros que tuve con chicos que me han hecho daño, le diría que no es rara y le explicaría todo lo que quisiera saber, porque al final a una persona LGBTI lo que más le ayuda a desarrollarse de forma sana es tener referentes.

Por último, teniendo en cuenta cómo han cambiado las cosas, ¿qué le aconsejarías a una chica lesbiana que empiece a enfrentar las dificultades que tú superaste?
En primer lugar, que es una persona válida y que no se sienta sola en el mundo, pues las mismas problemáticas por las que está pasando ella son las mismas por las que ha pasado y está pasando mucha gente. Que se sienta orgullosa de lo que es en todo momento. Hoy en día hemos avanzado muchísimo y por suerte tenemos muchos referentes y modelos a seguir, y también fundaciones que nos pueden
guiar en un determinado momento. No van a estar solos nunca y que recuerde que si su familia no les acepta… ahora yo soy su familia, y también lo serán todas las personas del colectivo LGBTI.

 

Con amor, Ross

 

Una entrevista de MARLA

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment